13 razones por las que aconsejo mirar la serie de Netflix

Cada uno verá con quién y como pero es una verdadera síntesis de algo que el mundo oculta y reclama a gritos.

 

Pequeña síntesis de la serie de Netflix

Clay Jensen recibe una caja con una serie de cintas grabadas. En ellas Hannah, una compañera de clase, cuenta los motivos que la llevaron a suicidarse unas semanas atrás. Cada cinta habla de una persona del entorno del instituto. A través de la voz de Hannah Clay va descubriendo la cara oculta de un mundo que creía conocer.

 

¿Por qué ver Por 13 razones (serie TV)?

Es una “serie de adolescentes” para adultos. Lejos de los modelos estandarizados de las series así catalogadas, esta primera temporada se adentra con cierta crudeza en temas complejos, para los que no da respuestas simples.

Los intérpretes transmiten muy bien sus emociones. Con especial acierto en la elección de Dylan Minette (Clay) y Katherine Langord (Hannah) que expresan en distintas ocasiones la timidez, la ilusión, decepción, soledad, rabia o una amplia gama de sentimientos que, en la adolescencia, son especialmente agudos.

Varios directores de renombre: Tom McCarthy (spotlight) , Gregg Araki o Carl Franklin entre ellos se suceden al frente de la cámara en los distintos episodios, y consiguen mantener un ritmo y una tensión notable para la cinta.

Por una banda sonora acertada, aunque en ese punto no es tan original, y el recurso de canciones que sirvan para hacer énfasis en distintos momentos lo vemos con frecuencia en las series actuales.

 

Para pensar

1) La serie es valiente para tocar temas delicados, como pueden ser el suicidio, el acoso escolar (tan presente en nuestros días y tan ocultos), los abusos sexuales (no sólo en la Iglesia), el machismo en las edades juveniles, las complejas relaciones entre hijos y padres…

A veces parece que el tratamiento de dichas cuestiones no todo esté igualmente acertado, y falten aspectos como la incidencia en la enfermedad mental o la depresión, pero, pese a todo, es valiente.

 

2) La serie presenta distintas situaciones familiares (padres comprensivos, padres sobreprotectores, padres ausentes, hogares desestructurados)…

Lo que parece presentar en todas ellas es un abismo de incomunicación.  Los padres siguen viendo a sus hijos como niños, e ignoran la vida “adulta” que llevan. ¿Te parece creíble el relato que se hace en la serie de las situaciones familiares? Quizás una falla de la serie sea la presentación de los adultos como quienes no se enteran de nada de lo que está ocurriendo.

Parece un extremo que ciertamente no es lo habitual ni en la sociedad americana, ni en otras.

 

3) La serie está ambientada en un instituto norteamericano, y quizás no todo sea adaptable a otros contextos. Pero toca cuestiones que preocupan en otras latitudes. En concreto, lo referente al acoso y abuso escolar. Se reflejan cuestiones como la popularidad, la necesidad de ser aceptados, la inmediatez de las redes sociales para difundir contenido hiriente… Especialmente este punto alude a una mayor responsabilidad de adultos y adolescentes en esta misión de que las redes sean transmisoras de verdad y de buenas noticias y nunca de difamación o de protagonismos inexistentes.

 

4) La idea de responsabilidad y culpa está presente a lo largo de toda la historia.

Y se presentan distintas maneras de reaccionar al ser confrontados con algo de lo que somos responsables: la negación, el olvido, el ocultamiento, el intento de reparar las cosas, la asunción, la culpa…

 

Creo que la serie tiene mucho que enseñarnos al respecto y que podemos resumir en una frase de Clay en el uno de los capítulos finales frente al “consejero escolar”:   Tenemos que mejorar. Como nos tratamos unos a otros? Y como nos cuidamos ?  Tenemos que mejorar.  Y para mí esta última frase es la que da todo el sentido a lo que excelentes directores y muy buenos y jóvenes actores quieren decirnos.